El Alcohólismo en la Mujer

YO ALCOHÓLICA?
A pesar de que existan normas, actualmente, que permiten el libre consumo de alcohol, en la mujer todavía se estigmatiza.

No se concibe socialmente la imagen de una mujer alcohólica, porque el alcoholismo es un estigma. 

Cuando a una mujer se le pregunta si bebe alcohol, se enfrenta con normas y expectativas sociales que están a su alrededor, como ser respetable e íntegra; sin embargo, la enfermedad del alcoholismo afecta sin importar quién seas, a qué te dediques o cuánto tengas en la vida.

En nuestro país, millones de mujeres de cualquier edad, posición social, cultural o económica, tienen problemas con el consumo de el alcohol: jóvenes, estudiantes o profesionistas; trabajadoras o amas de casa; esposas, madres, hijas, hermanas o abuelas.

Conforme avanza la enfermedad, es más difícil aceptarla, y la mujer alcohólica no escapa de la tendencia a ocultar, por todos los medios, su adicción, y convirtiendo en cómplices a familiares y amigos, quienes tratan a toda costa de encubrir todo indicio de que existe un problema de alcoholismo.

En nuestro país, millones de mujeres de cualquier edad, posición social, cultural o económica, tienen problemas con el consumo de el alcohol: jóvenes, estudiantes o profesionistas; trabajadoras o amas de casa; esposas, madres, hijas, hermanas o abuelas.

Tal ves hayas estado bebiendo por meses o años sin que nadie ese de cuenta. Puede ser que te horrorices y lo niegues si te dicen que hagas algo por tu forma de beber, pero en secreto lo piensas.

Quizá ocultes la bebida en la bolsa de mandado, en la mochila de la escuela o en el cajón del escritorio. A lo mejor no te atreves a beber en público y seas una bebedora casera que estés pensando buscar la botella que has escondido en tu casa.

La decisión es tuya, no importa que tengas 15, 25 ó 70 años, seas rica o pobre, estudiante, profesionista o no tengas estudios, ama de casa o trabajadora. Eres tú la que debe tomar la decisión, pero no sola.

Extiende simplemente tus manos y la mano de Alcohólicos Anónimos estará ahí, tocando las tuyas, dispuesta a ayudarte.

En Alcohólicos Anónimos hay hijas, hermanas, esposas y madres; pero sobre todo mujeres que hemos reconocido nuestra enfermedad del alcoholismo y día con día luchamos por una vida útil y feliz. Deseamos compartir contigo la dádiva de la sobriedad que nos fue concedida para servir a las que aún sufren pensando que son motivo de burla y vergüenza para todos.

 

El testimonio de Erika V

 

Mayor información:

Buzón Mujer Jóvenes A.A.

Toda información proporcionada es totalmente confidenciales.